fbpx

Cómo Mantener los Pisos Epóxicos

pisos epóxicos

¿Cuáles son los Pisos Epóxicos?

Cuando hablamos de pisos epóxicos nos referimos a aquellos pisos que han sido tratados con una película de materiales sintéticos, lo que les brinda aislamiento y protección contra diversos elementos agresivos, como químicos, grasas y otras sustancias corrosivas.

Esta película, hecha a partir de resina epóxica, también facilita la limpieza de los pisos y las superficies donde se aplica. Pero ¿qué es una resina epóxica?

En el ámbito de la industria y la construcción se conoce como epoxis a las sustancias que modifican químicamente a los materiales utilizados en las superficies, como el concreto, las pinturas y los adhesivos.

pisos de resina epóxica

Nos referimos entonces a un tipo de polímero termoestable, es decir, que no se ve afectado por cambios de temperatura, y que se endurece cuando se mezcla con otros componentes o catalizadores.

Los epóxicos tienen alta resistencia térmica, eléctrica y a la corrosión. Por ello, soportan temperaturas prolongadas de hasta 45 ºC, pudiendo resistir temperaturas de hasta 70 ºC.

La resistencia eléctrica las hace muy aptas para evitar cortocircuitos y proteger del polvo y la humedad instalaciones eléctricas, encapsulando los componentes.

De igual forma, la resistencia eléctrica permite la creación de pisos antiestáticos que inhiben la carga electroestática que podría llegar a dañar equipos sensibles o componentes electrónicos de autopartes, aviones, equipos de cómputo o de laboratorio.

Asimismo, las resinas epóxicas soportan una exposición más prolongada a agentes químicos corrosivos.

Las resinas epóxicas se aplican en pinturas, adhesivos, electrónicos, concreto o madera para el sellado, recubrimientos anticorrosivos e incluso se utilizan en la industria aeroespacial o el arte. Su acabado es brillante y estético y son ideales para ambientes asépticos.

La resina epóxica para pisos puede aplicarse en superficies nuevas o para mejorar instalaciones como revestimientos de hormigón, concreto o de madera, ya que ayudan a sellar el color, reparar fracturas y a generar una mayor resistencia frente a los cambios de temperatura.

Por sus características, son especiales para pisos de tránsito continuo, ya que cuentan con una resistencia física de 65 N de fuerza por m2.

Tipos de resina epóxica

Existen diversos tipos de resina epóxica, de acuerdo al uso para el que han sido creadas. Por ejemplo:

  • Resinas epóxicas flexibles, como las utilizadas en pinturas y adhesivos.
  • Resinas epóxicas a base de agua, empleadas en recubrimientos de concreto nuevo o anterior.
  • Resinas epóxicas retardantes al fuego que cuentan con gran adherencia y propiedades eléctricas.
  • Resinas epóxicas hidrogenadas, que se combinan con poliéster para recubrimientos en polvo.
  • Resinas epóxicas multifuncionales con alta resistencia al calor. Entre sus beneficios se encuentra evitar cuarteaduras o desprendimientos del concreto y evitar daños en la estructura. Son ideales para áreas con temperaturas de hasta 400 °C.

aplicación de piso epóxico

Gracias a su gran variedad, los materiales epóxicos son ideales para cualquier espacio, desde instalaciones industriales, incluyendo la industria electrónica por sus características antiestáticas, hasta las viviendas, escuelas, hospitales, laboratorios de investigación, entre otros.

Entre los pisos epóxicos más utilizados se encuentra el sello epóxico, que cuenta con un acabado liso, antiderrapante o de cáscara de naranja, muy útil para proteger el concreto en zonas de almacenamiento o carga.

También se encuentra el autonivelante epóxico, con un acabado liso brillante, utilizado principalmente en áreas estériles y asépticas. Es un excelente protector para la superficie de concreto, gracias a que renueva la superficie con un acabado completamente plano y nivelado.

Para espacios industriales de tráfico pesado, se recomienda el uso de mortero epóxico, el cual cuenta con resistencia a la abrasión, los golpes, la vibración y la carga, además de que ayuda a reducir el deslizamiento.

Mientras, para espacios comerciales o públicos es recomendable instalar un sistema para pisos con alto tráfico de personas, gracias a su excelente resistencia a la abrasión y al impacto.

Otra importante aplicación de los pisos epóxicos está en los acabados sanitarios, porque son de fácil limpieza, lo que evita la acumulación y proliferación de hongos y bacterias, mediante la creación de curvas sanitarias que eliminan las esquinas entre pisos y muros.

Para zonas que requieren alta resistencia y acabados estéticos en interiores y exteriores, se recomienda colocar terrazo ó mármol epóxico, compuesto por una pasta de gránulos de mármol y resinas epóxicas, de alta resistencia a la intemperie.

Con objeto de crear pisos de aspecto uniforme o monolítico, sin juntas, adecuados para espacios asépticos como clínicas y hospitales, se utiliza el porcelanato líquido por su resistencia a derrames de productos químicos y sus cualidades antimicrobianas y antibacterianas.

Otros tipos de resinas epóxicas son utilizadas en pisos decorativos, como el cuarzo epóxico, las hojuelas plásticas para pisos multicolores y pisos 3D, cuyas características antiestáticas y antibacterianas los hacen ideales para la decoración del hogar, en particular para baños, cocinas y para crear ambientes agradables para los niños.

piso epóxico

Mantenimiento de pisos epóxicos

Especialmente los materiales epóxicos son fáciles de limpiar y requieren un mantenimiento mínimo, ya que no se desprenden o levantan.

La limpieza de pisos epóxicos es muy sencilla, con agua a presión media y a base de un detergente o desengrasante suave. En espacios pequeños la limpieza puede ser manual, aunque en espacios más amplios se recomienda el uso de máquinas lavadoras de baja intensidad. Este tipo de piso no requiere encerado.

En el caso de pisos epóxicos con acabados antiderrapantes o texturizados, la limpieza debe llevarse a cabo de manera más frecuente, para evitar la acumulación de residuos.

Para los pisos que sean afectados por derrames de grasa, la limpieza debe incluir la aplicación de productos desengrasantes de baja concentración para evitar afectar la durabilidad del material epóxico.

El mantenimiento de pisos epóxicos va de la mano con la limpieza que se realice.

Principalmente mientras se eviten encharcamientos y se asegure el secado tras el proceso de limpieza no serán necesarios mayores esfuerzos para mantener los pisos en óptimas condiciones.

Por ello, es altamente recomendable realizar un mantenimiento preventivo del suelo epóxico cada tres a seis meses, dependiendo del uso del piso.

También es ideal un mantenimiento correctivo anual a efecto de reparar cualquier área dañada de la superficie.

Finalmente, bajo estos términos, los pisos epóxicos pueden durar hasta tres años sin requerir mayor mantenimiento o reparación.

Comparte esto en:

Deja un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now ButtonA blog about Wordpress design, development , Software and inspiration http://themesharebd.blogspot.com